Cosméticos bien aplicados para eliminar las manchas

El rostro puede presentar diferentes imperfecciones: una nariz demasiado grande, unas orejas demasiado separadas, unos labios demasiado finos… pero sin duda una de las más molestas son las manchas producidas por el envejecimiento o por el exceso de sol. La manera de eliminarlas es o bien con el maquillaje permanente o la micropigmentación o bien con un tratamiento cosmético determinado.

Cuando se trata de la opción cosmética, en primer lugar hay que emplear un desmaquillante de ojos y labios y luego desmaquillar el resto del cutis con una leche limpiadora. Con un pincel se aplica a continuación ácido glicólico y se deja actuar durante quince minutos. A continuación es el momento de una máscara facial y después de retirarla se aplica un tónico facial a través de un masaje.

En función de las imperfecciones que se quiera combatir, como el caso de las manchas de la piel, los ingredientes de estos productos serán unos u otros pero el procedimiento debe ser siempre similar al anterior para que cada uno de los productos surta efecto.

Una de las opciones es el serum concentrado de caviar que incluye células madre vegetales y actúa como una barrera dificultando la aparición de nuevas manchas y disminuyendo la coloración de las existentes uniformando el color de la piel. El resultado es una piel más uniforme, con mayor tono y luminosidad y con una preparación extra para prevenir el envejecimiento cutáneo.

Este tipo de tratamientos tienen también efectos tales como la iluminación de la zona suborbital oscura, la minimización de las líneas de expresión y arrugas, el combate contra la sequedad, la atenuación de las bolsas o la mejora de la fragilidad cutánea. La manera de beneficiarse de todos ellos sin poner en riesgo la salud es poniéndose en manos de un profesional antes de realizar el tratamiento.

  • Share/Save/Bookmark

Una piel perfecta requiere un esfuerzo global

La demanda cada vez mayor en los centros de estética demuestra que la micropigmentación o el maquillaje permanente es una de las opciones preferidas a la hora de mejorar algún aspecto del rostro. No obstante, para conseguir la luminosidad del rostro en general hay otro tipo de tratamientos que pueden resultar igual de útiles.

Hasta ahora los cuidados del cutis estaban destinados a mantener a raya las imperfecciones como arrugas, granos, ojeras y bolsas pero hoy en día se aspira también a tener un aspecto luminoso y saludable en conjunto sin tener que recurrir al maquillaje más de lo necesario. Para conseguir esto es necesario seguir una serie de pautas.

Hacer deporte activa la circulación sanguínea y aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre mejorando así el aspecto de la piel; relajarse y dormir un mínimo de siete horas al día evita el estrés y la producción de radicales libres, sustancias que favorecen el envejecimiento; depurar el hígado y los riñones hace que mejore la salud cutánea y el organismo en general; y analizarse es necesario para evitar circunstancias como la anemia, lo cual provoca una piel desvitalizada.

No hay que olvidar que una piel reluciente depende del estado natural de salud y, junto con el pelo y las uñas, la piel es el principal indicador de alteraciones orgánicas o nutricionales. Por este motivo es recomendable para cuidar la piel llevar una alimentación equilibrada y, en caso de que se padezcan, poner atención a los trastornos hormonales, digestivos o infecciosos.

En definitiva, la piel es un órgano que se ve afectado por multitud de factores y sobre todo por la rutina diaria, por lo tanto cuanto más se controle la misma mucho mejor. Eso sí, ha de hacerse siempre con la ayuda de un profesional para evitar riesgos para la salud.

  • Share/Save/Bookmark

Se puede sonreír a las arrugas cuando se sabe cómo eliminarlas

Sonreír adelgaza, alarga la vida y por supuesto favorece el buen humor. Sin embargo, cuando se trata de la risa no todo es tan idílico como parece a simple vista puesto que este gesto también puede causar imperfecciones en el rostro tales como las arrugas.

Dejar de sonreír no es una opción, por tanto hay que buscar el tratamiento adecuado para que los efectos perjudiciales de este gesto sean mínimos. Eliminar las arrugas profundas que pueden aparecer en las mejillas es posible gracias al láser.

Una vez se pasan los 50 años las arrugas faciales se harán aún más notables en el rostro instalándose en él de manera definitiva. Los pliegues de la piel se hacen más profundos y quedan notablemente más marcados. Es entonces el momento de recurrir a tecnologías capaces de penetrar en las capas más profundas de la piel.

La solución es un láser fraccionado que combina en un mismo equipo dos tipos de láseres: uno de erbio y un nuevo láser de 1927nm, que trabajan con diferente longitud de onda. Uno de estos láseres trata la piel más superficial y otro la trabaja a un nivel más profundo.

El resultado es que la piel queda completamente renovada puesto que en cada una de las sesiones se pueden tratar todos los signos de la edad desde arrugas finas o profundas hasta manchas de melasmas o cicatrices.

Lo ideal es combinar éste y tratamientos similares con una crema cosmética regeneradora de noche. Después de estos cuidados la piel lucirá impecable y será entonces el momento de prestar atención a otro tipo de intervenciones estéticas tales como la micropigmentación o el maquillaje permanente para acentuar la belleza del rostro en general de de algún rasgo en concreto.

  • Share/Save/Bookmark

La juventud del rostro, además de con tratamientos faciales, también se consigue con la cosmética adecuada.

La juventud del rostro depende de muchos factores. En primer lugar éste debe presentar un aspecto sano y cuidado y eso es algo que se consigue con múltiples tratamientos en función de las imperfecciones en cuestión. Desde la micropigmentación hasta la fototerapia para eliminar las manchas; las opciones para tener una piel lisa son infinitas.

Pero una vez que esto se consigue no hay manera de garantizar que con el paso del tiempo los signos del envejecimiento no empiecen a hacer mella en la piel y por eso entran en juego los tratamientos antiarrugas que van desde el lifting hasta las inyecciones de bótox.

Hasta ahí en lo que se refiere a tratamientos faciales pero estos, aunque son muy útiles, no son el único medio para conservar la juventud del rostro. El cuidado diario y el empleo de los cosméticos adecuados también es importante pero, ¿qué productos exactamente deben usarse para tan efecto?

En primer lugar un concentrado antiarrugas con efecto alisador y tensor es una buena opción de rejuvenecimiento. En su elaboración pueden estar presente multitud de compuestos pero una de las mejores opciones es la combinación de cera de abeja y de manteca de karité procurando que ambas se fundan al entrar en contacto con la piel. Las fibras textiles y los polvos proporcionarán un acabado suave y matificante. El resultado de productos como este será una piel lisa y rehidratada en la que las arrugas comienzan a corregirse.

Por otro lado, también está la opción de una crema antiarrugas rejuvenecedora de día que proporcione un acabado suave y aterciopelado y esté enriquecida con agentes matofocadores. Por último, los ojos son una zona de la cara que merece especial atención en cuanto a rejuvenecimiento se refiere.  Las cremas anti-bolsas y anti-ojeras son la opción más adecuada para proporcionar una sensación de alisamiento y un efecto tensor que disimule las imperfecciones y aporte luminosidad a la piel.

Estas son sólo algunas de las opciones cosméticas existentes; para conocerlas todas lo mejor es pedir asesoramiento a un profesional al igual que se hace en el caso de los tratamientos faciales.

  • Share/Save/Bookmark

El tratamiento funciona pero, ¿a qué se debe?

Cuando se habla de cosmética se habla mucho de los principios activos puesto que estos son los componentes que dan verdadera eficacia a un tratamiento. Cuando se habla de rejuvenecimiento del rostro conocerlos tiene mucha importancia ya que estos son los que influyen en los resultados. En el caso del modelador facial Novabel, un inyectable que no requiere avanzados productos faciales ni cuidados post-tratamiento, el principal componente es un alga marina.

A través de un procedimiento patentado se purifica esta alga respetando así todas sus propiedades beneficiosas. Este es el motivo por el cual Novabel tiene las mismas características que se asocian con el océano: es puro, fuerte, suave, natural y biocompatible.

A nivel molecular, las características únicas de este producto hacen muy sencillo entender su mecanismo. Está compuesto por una serie de esferas redondas y flexibles gelificadas que consiguen que, a pesar de que parezca agua, el producto tenga una extraordinaria capacidad de lifting y de tensión.

Estas esferas se diseñaron en un primer momento para utilizarse en terapia de implantes pero gracias a su índice de tolerancia pueden transportar células madre en el interior del organismo, razón por la cual su uso se aplicó a la cosmética con un producto distinto pero con las mismas propiedades.

Los principios activos de este tipo de materiales consiguen que el aspecto rejuvenecedor del rostro sea instantáneo y se puedan tratar las zonas más sensibles del rostro consiguiendo un resultado natural. Además, su aplicación indolora y la ausencia de post-operatorio implica que cada vez sean más los que se decidan por esta opción estética. El único requisito para que funcione es que sea aplicada por un profesional.

  • Share/Save/Bookmark

Agujas sí, dolor no

En muchas ocasiones se quisiera mejorar la piel del rostro para darle más hidratación y firmeza; para ello se utilizan multitud de cosméticos pero cuando estos no son suficientes siempre está la opción de recurrir a tratamientos faciales profesionales. No obstante, ¿cuáles son los factores que pueden frenar esta decisión?

Los resultados están prácticamente garantizados en la mayoría de los casos y la seguridad de estos tratamientos también es de sobra conocida; el problema por tanto, en muchos casos, es el dolor o la molestia que se pueda sentir. En el caso de mejorar la piel del rostro, por ejemplo, una opción para hacerlo es la mesoterapia pero los pinchazos que componen esta técnica disuaden a muchos pacientes de su aplicación. Para esto la solución está en un tratamiento nuevo que manteniendo los resultados de la mesoterapia tradicional soluciona sus inconvenientes: la mesoterapia facial indolora.

Esta es totalmente compatible con otras técnicas e intervenciones y se puede aplicar a cualquier edad y en cualquier tipo de piel. Consiste en llegar con unas agujas finísimas a las capas más profundas de la piel alimentándolas con principios activos. Precisamente estas microinyecciones son las que contienen estos principios tales como vitaminas, oligoelementos y ácido hialurónico.

El primer paso para llevar a cabo esta técnica es hacer una limpieza facial; después las agujas se introducen hasta la unión dermoepidérmica donde se juntan las diferentes capas de la piel. Son muchos los pacientes que han comprobado que el término “aguja” no ocasiona dolor ni molestia; lo único que notará el paciente es que el rostro se está manipulando.

No obstante, para los casos en los que el paciente tenga más reparo respecto a los pinchazos se puede utilizar crema anestésica eso sí, siempre bajo la supervisión profesional. ¿Quién dijo eso de que para presumir hay que sufrir?

  • Share/Save/Bookmark

Cómo conseguir que un vistazo al rostro no sea de ayuda para averiguar la edad

La flacidez es un problema que pocos se libran de sufrir; con el paso del tiempo empieza a aparecer tanto en el cuerpo como en el rostro y es entonces cuando la edad ya no sólo se refleja en el carnet de identidad sino también en la apariencia. No obstante, hoy en día existen multitud de tratamientos destinados a que esto no ocurra y, afortunadamente, aún es posible engañar al paso del tiempo con un rejuvenecimiento facial.

Hay muchas formas de hacerlo pero una de ellas es combinar tecnología de microcorrientes y luz led para estimular la musculatura facial y rejuvenecer la piel del rostro. Este tratamiento se recomienda a partir de los 30 años para mantener una piel radiante, sana, uniforme y tersa.

El primer paso es llevar a cabo una limpieza del rostro seguida de una microdermoabrasión. La piel se limpia y se exfolia con una intensidad en función de su grosor, su sensibilidad y su resistencia. La microdermoabrasión es la forma de llevar a cabo la exfoliación; unos cabezales de carburo de silicio que giran en elipse masajean la piel después de exfoliarla reduciendo imperfecciones y mejorando la circulación.

En segundo lugar las microcorrientes reeducan los músculos faciales para devolverles el tono, la elasticidad y la firmeza que pierden con la edad. Esta pérdida da como resultado la pérdida de volumen en los pómulos, los párpados relajados y las mejillas hundidas y es lo que se intenta combatir con este tratamiento.

Después de esto la luz LED actúa activando la reparación y cicatrización del tejido estimulando la producción de colágeno y elastina y desinfectando y calmando la piel. Por último, una máscara compuesta de ácido hialurónico se aplica sobre el rostro junto con un drenaje linfático que permite que los principios activos penetren en la piel.

Tras este tratamiento será mucho más difícil adivinar la edad del paciente con un vistazo a su rostro ya que este lucirá un aspecto notablemente más sano y rejuvenecido; eso forma parte de los logros de los tratamientos estéticos.

  • Share/Save/Bookmark

Rellenos reabsorbibles, arrugas invisibles

El paso del tiempo deja muchas marcas en el rostro pero sin duda las más notables y las que aparecen antes son las llamadas patas de gallo. Hasta hace unos años también estas arrugas eran las más difíciles de borrar pero en el campo de la estética existen soluciones para todo y estas arrugas no son menos. Los materiales de relleno reabsorbibles son los encargados de esta tarea.

A diario el rostro realiza distintos gestos que conllevan el movimiento de numerosos músculos faciales: masticar o reír son los más comunes y son también los que desarrollan líneas de expresión alrededor de la boca, los ojos y las zonas de la cara involucradas en estas acciones que se acentúan con el paso del tiempo.

Para atenuar el efecto que estos movimientos cotidianos tienen sobre el rostro, una solución es recurrir a tratamientos faciales que utilicen materiales de relleno reabsorbibles aprobados, eso sí, por la Agencia Española del Medicamento y por el Ministerio de Sanidad.

Estos materiales con textura de gel están constituidos por ingredientes orgánicos biocompatibles que el organismo va absorbiendo con el paso del tiempo por lo que el efecto se atenúa haciendo necesario repetir el tratamiento. Los productos se aplican, por medio de una inyección, bajo la piel en cantidades muy pequeñas y se van distribuyendo a lo largo de todo el pliegue de la arruga para difuminar su relieve y dar volumen en la zona en la que se necesite.

El resultado de este proceso es la desaparición de las antiestéticas patas de gallo así como de las arrugas finas en frente, mejillas, cuello y escote. Tal vez ciertas arrugas aparezcan pronto en el rostro pero si se está alerta combatirlas es tan sencillo como acudir a la clínica de cirugía estética más cercana en busca de asesoramiento y consejo profesional.

  • Share/Save/Bookmark

Maquillaje para embellecer, proteger y rejuvenecer

Si el rostro se mantiene cuidado con los productos y los tratamientos faciales adecuados la belleza del mismo será algo que salte a la vista. Aún así todavía la imagen puede mejorarse con la utilización de maquillaje. Resaltar o potenciar ciertos rasgos es posible gracias a la cosmética pero ésta no cumple sólo esta función: también puede proteger el rostro de los rayos solares contribuyendo a retrasar así el envejecimiento de la piel.

Las manchas de la piel, las arrugas o la sequedad de la misma son signos que denotan el paso del tiempo y en muchas ocasiones vienen provocados por la exposición prolongada al sol. Por este motivo los filtros de protección solar deben ser la base de los cuidados faciales durante todo el año.

Sin embargo, sumar el filtro solar a la hidratación diaria del rostro puede ser demasiado; por este motivo cada vez son más los cosméticos que incorporan protección solar (ya sean base de maquillaje, coloretes o sombras). Además de la protección solar, un maquillaje que incorpore retinol para estimular la producción del colágeno, vitaminas para nutrir la piel, antioxidantes para combatir los radicales libres y ácido hialurónico para hidratar en profundidad es la mejor opción para cuidar la piel además de embellecerla.

En cuanto al factor de protección, al margen del maquillaje, éste depende de la edad. Un factor quince es lo mínimo que debe utilizarse; se reserva para los casos de menos de treinta años y para las épocas en las que la exposición solar no es tan directa. A partir de los treinta ya es recomendable subir el factor de protección al menos hasta treinta y en pieles especialmente sensibles el número recomendado es cincuenta.

En definitiva, aunque la principal función del maquillaje es embellecer la piel también puede protegerla del sol e incluso evitar el envejecimiento; ¿por qué conformarse con uno de estos tres beneficios si se pueden obtener todos?

  • Share/Save/Bookmark

Peelings; diferentes caminos para un mismo efecto

Oír hablar de peeling es algo cada vez más común. La mayoría de la gente sabe que consiste en un tratamiento exfoliante y de regeneración de la piel facial y corporal pero ¿cómo logra exactamente este objetivo? ¿hay sólo una forma de realizar un peeling?

Principalmente, este método aplica una sustancia corrosiva sobre la piel que destruye, de forma limitada y controlada, una serie de capas de la piel que se regeneran obteniendo un aspecto más luminoso y más firme. Además, el peeling químico consigue eliminar las manchas de la piel.

Para obtener este resultado no hay sólo un método. Existen diferentes ácidos;  cada uno de ellos está indicado para un tipo de piel distinta y para cada ácido existen varias concentraciones, lo que permite tratar de manera progresiva e individualizada la piel de cada persona teniendo en cuenta sus características específicas. Una vez que los profesionales adecuados han determinado el tipo de piel que se está tratando es el momento de considerar las características particulares de cada ácido y decidir cuál es el más adecuado.

El ácido láctico está indicado para pieles sensibles y secas y se utiliza en tratamientos de rejuvenecimiento; el ácido mandélico es para pieles grasas e hiperpigmentadas y se utiliza en tratamientos de fotoenvejecimiento; el ácido salicílico se aplica en pieles grasas con tendencia al acné y el ácido glicólico es para todo tipo de pieles por lo que se usa para todo tipo de problemas estéticos.

La combinación de diferentes ácidos en un mismo tratamiento consigue optimizar resultados gracias a los beneficios de cada uno de ellos; ponerse en manos de profesionales que lo sepan hacer es la garantía de éxito para que el peeling sea, sin dudas ni riesgos, sinónimo de una piel bella y cuidada.

  • Share/Save/Bookmark
←Older